Carta del Director – #63 Edición Aniversario Septiembre/ Octubre 2017

Hugo Kantis

En Dinámica Emprendedora cumplimos siete años junto a ustedes. Para celebrarlo, queremos compartir nuevos artículos y evocar los más leídos en estos últimos 12 meses.

En primer lugar les compartimos un artículo realizado por Prodem y el BID sobre cómo integrar los ecosistemas en la Alianza del Pacífico. En la segunda sección encontrarán un adelanto sobre la sede del 8º Seminario-Taller Prodem en 2018, siendo la ciudad de Medellín la anfitriona del encuentro. En el tercer artículo, tenemos el gusto de compartirles la 1ª edición completa de Los Briefs de Prodem sobre cuál ha sido la evolución en ecosistemas diversos como Silicon Valley, TelAviv/Israel, la ciudad de Buenos Aires y Santiago de Chile. En cuarto lugar, al hacer un repaso de lo publicado este año encontrarán El TOP 6 de las notas más leídas. Posteriormente, Luis Stein de Imagine Lab nos da su palabra calificada y afirma que “Necesitamos 100 aceleradoras buenas en Latinoamérica. Cerramos esta edición con la sección Prodem en los medios, donde se da una mirada a las nuevas empresas dinámicas.

¡Gracias otra vez por seguir compartiendo este espacio con nosotros!

Posted in # 63 Edición 7º Aniversario - Septiembre/ Octubre 2017, Carta del Director | Leave a comment

Condiciones sistémicas e institucionalidad: cómo integrar los ecosistemas en la Alianza del Pacífico

Producción propia

Condiciones sistémicas e institucionalidad: cómo integrar los ecosistemas en la Alianza del Pacífico

Con participación de 4 integrantes del Prodem, el estudio analiza para Chile, Colombia, México y Perú las condiciones para el emprendimiento y la innovación. Y luego aporta una mirada de conjunto, así como elementos para pensar una propuesta de agenda de integración.

Con autoría de Hugo Kantis, Juan Federico (ambos integrantes del Prodem) y Adrián Magendzo, más la colaboración de Sabrina Ibarra García, Cecilia Menéndez (ambas del Prodem) y Daniel Insulza, el BID dio a conocer el documento “Condiciones sistémicas e institucionalidad para el emprendimiento y la innovación – Hacia una agenda de integración de los ecosistemas en los países de la Alianza del Pacífico”. A continuación brindamos una síntesis del trabajo.

Agotamiento y nuevos caminos

En el documento se determina, como diagnóstico de contexto, que “los motores que dinamizaron el crecimiento económico de los países de América Latina en la última década están mostrando claros signos de agotamiento”. Por lo tanto “el fomento al emprendimiento dinámico y a la innovación asume en este contexto un rol clave para avanzar en la diversificación productiva y la generación de empleos de calidad”.

Respecto de los cuatro países de la Alianza del Pacífico explican que “han tomado nota de ello y vienen impulsando distintas iniciativas en este campo”. Así, todos “se encuentran implementando políticas orientadas al fomento del emprendimiento dinámico y la innovación empresarial”.

Factores por país

El trabajo presenta un marco conceptual (con un enfoque sistémico y de política), sobre el cual analiza las “Condiciones para el emprendimiento y la innovación” en cada uno de los países de la Alianza del Pacifico. A partir de este marco conceptual identifica el estado de los factores motrices que determinan el espacio de oportunidades para la innovación, y que incluye al Capital humano, la Plataforma de CTI y a las Empresas. Anidado a ello están los formadores del capital humano (las condiciones sociales, la educación y la cultura) y los factores habilitadores que inciden a la hora de poner en marcha los proyectos de  emprendimiento y la innovación (financiamiento, capital social y políticas y regulaciones). En su conjunto, estos determinan la capacidad de generar propuestas de valor potentes orientadas hacia el mercado. Complementando este análisis, se agrega para cada país la “Institucionalidad y apoyo al emprendimiento y la innovación”, con un detalle de los Programas de apoyo al emprendimiento y a la innovación empresarial.

Enfoque sistémico del emprendimiento y la innovación

Fuente: elaboración propia

Una mirada de conjunto: similitudes y diferencias

Una vez establecidas las características de cada ecosistema, el trabajo apunta a las comparaciones entre los cuatro casos, con sus semejanzas y diversidades.

Las condiciones sistémicas de los países de la Alianza presentan similitudes pero también diferencias. La existencia de similitudes es importante porque ofrece una base de “dolores” compartidos que, más allá de su distinta magnitud o de las especificidades que asume en cada caso, podría ayudar a definir áreas de interés común para una agenda de integración. Del otro lado, las diferencias aportan elementos relevantes que, al menos potencialmente, podrían alimentar un flujo de intercambios enriquecedores entre los ecosistemas.

Desde ese punto de vista, un primer denominador común, más allá de las diferencias de magnitud entre países, es la existencia de importantes debilidades en las tres fuerzas motrices de la innovación: la plataforma de CTI, las empresas y el capital humano emprendedor. En este último caso, sus factores formadores no dan señales de que esto pueda revertirse, en especial, dadas las condiciones sociales y el sistema educativo tanto en términos generales de acceso y calidad de la educación, como de aspectos más específicos en la formación de profesionales con perfiles emprendedores o innovadores.

Por otro lado, una vez identificada la oportunidad existen importantes barreras para motorizar estos proyectos asociados al debilitamiento de los factores habilitadores del emprendimiento y la innovación. Esto se da en las bases del capital social, lo que dificulta la tarea de establecer redes con otros emprendedores e instituciones del ecosistema. En especial, esto cobra mayor importancia en la búsqueda de financiamiento, sobre todo porque en estos países suele ser escasa la oferta de inversores de ángeles y de fondos de capital emprendedor.

Una buena noticia en este contexto donde priman las debilidades es el papel cada vez más activo que están teniendo los gobiernos en activar los ecosistemas, fortaleciendo la base científico-tecnológica y promoviendo el emprendimiento y la innovación empresarial. Por un lado, han venido creciendo los recursos para el fomento del emprendimiento y la innovación, al mismo tiempo que se ha avanzado en el desarrollo de la institucionalidad, sumándose a los organismos tradicionales nuevos actores con mayor orientación hacia la innovación empresarial y el emprendimiento.

Por un lado, la arquitectura institucional varía en diferentes formas jurídicas y organizacionales, por ejemplo entidades e institutos públicos, mixtos, públicos de derecho privado, etc. En general, todas ellas cuentan con organismos que pretenden generar consensos y coordinación a nivel de los distintos organismos de gobierno y con la sociedad civil. Este mapa institucional se completa con instituciones intermedias privadas, públicas o mixtas.

En términos de las iniciativas concretas, lo que suele verse más comúnmente son programas para fomentar el desarrollo de la base científica (programas de becas de doctorado, de inserción de doctores en empresas y de fortalecimiento de las instituciones científicas y proyectos de I+D). Más recientemente, se observa una tendencia creciente en la promoción de las fases posteriores del proceso, orientándolo principalmente hacia proyectos que resuelvan problemas o desafíos de la sociedad o de las actividades empresariales. En general los instrumentos utilizados buscan fortalecer las relaciones entre las empresas, la universidades y los laboratorios de I+D.

En materia de emprendimiento los países cuentan con distintas iniciativas, siendo los programas más típicos los de capital semilla y acompañamiento técnico de los proyectos de start up. Pero los modelos institucionales de delivery de los programas a partir de organizaciones de primer piso y los incentivos públicos para las mismas varían y existen distintas experiencias en torno a ellos. La plataforma de asistencia técnica también reconoce diferencias entre los países que se basan en modelos de incubación y aquellos que han decidido incluir, además, a las aceleradoras.

Un denominador común es la baja importancia relativa de los presupuestos dedicados a la promoción del emprendimiento innovador hasta la fase de start up, los que – por otra parte – se concentran, en buena medida, en instrumentos de financiamiento. Es muy baja la importancia asignada a la ampliación de la base de capital humano emprendedor y al ensanchamiento de las oportunidades de negocios innovadores, dos áreas que son críticas para modificar el panorama de los ecosistemas en el largo plazo. Otro aspecto relevante observado es el bajo monto relativo dedicado al desarrollo y fortalecimiento de las capacidades institucionales de los distintos actores del ecosistema.

Para pensar la agenda de integración de los ecosistemas

El trabajo propone un enfoque que permite pensar la integración de los ecosistemas, basado en las ventajas y oportunidades que suelen atribuírseles a los procesos de integración regional que tiene que ver con las ganancias de acceder a un mercado ampliado.

Para el caso de la integración de los ecosistemas, la posibilidad de ampliar la escala podría contribuir a resolver las limitaciones de la oferta y la demanda en el mercado de Venture Capital, a partir de la creación de una masa crítica de proyectos e inversores. También se vería potenciado el mercado al que pueden acceder los nuevos proyectos elevando el tamaño de la demanda. De esta manera se resolverían los desincentivos a innovar que están asociados a un mercado interno recudido que termina afectando la velocidad a la cual se prevé amortizar las inversiones.

Además, a ello debe sumársele las ventajas de la movilidad de recursos y de la ganancia de mayor visibilidad y atractivo internacional. Esto último favorece la llegada de nuevos actores internacionales que pueden ayudar a desarrollar ofertas y aportar nuevas capacidades. También pueden generar mejores capacidades de negociación conjunta que a nivel individual.

Por último, los procesos de integración regional suelen incrementar la diversidad y la heterogeneidad de las economías, lo que podría dar lugar a nuevos segmentos de demanda y oportunidades de nichos de mercado. Para el caso de los ecosistemas, la integración podría contribuir a recorrer una curva de aprendizaje de manera más veloz y eficiente, dado que la heterogeneidad significa también la existencia de actores institucionales con trayectorias y experiencias diversas en los países miembros.

Método y propuestas para el corto plazo

Para finalizar, el trabajo detalla la metodología que ha desarrollado para avanzar en el diseño de proyectos de integración de ecosistemas, y que se ha utilizado para pensar una estrategia de integración para la innovación y el emprendimiento en los países de la Alianza del Pacifico. Esta propuesta es una versión modificada del CANVAS, dado que “en definitiva, también el proceso de integración puede ser visto como un emprendimiento”.

Hacia una agenda para la integración regional de los Ecosistemas

Fuente: elaboración propia en base a Osterwalder, Pigneur& al. 2010. Business Model Canvas: blocks.

En el cierre del trabajo, se especifica que junto con la elaboración de agendas comunes, “es fundamental avanzar en tres ejes estratégicos:

- la construcción institucional;

- la comunicación estratégica al interior de la Alianza, y

- el monitoreo y la medición de impacto.”

Para acceder al estudio completo haga click aquí.

Posted in # 63 Edición 7º Aniversario - Septiembre/ Octubre 2017, Producción propia | Leave a comment

Medellín, una sede innovadora para el 8vo Seminario-Taller Prodem

Especial ST Prodem 2018

Medellín, una sede innovadora para el 8vo Seminario-Taller Prodem

La capital del departamento colombiano de Antioquia albergará al próximo encuentro anual de Prodem en 2018, ya un verdadero clásico y cita obligada para el intercambio, acceso a las novedades en el crecimiento de los ecosistemas y el networking entre los participantes. Esta edición del ST-Prodem será organizada junto a la incubadora de empresas CREAME en la segunda semana de mayo.

Tenemos el agrado de comunicarles que el 8vo Seminario-Taller para Profesionales del Ecosistema Emprendedor de América Latina (8ST-Prodem) será realizado durante la segunda semana de mayo de 2018 en la ciudad de Medellín, una urbe que ha vivido una enorme transformación positiva y vocación innovadora en los últimos 20 años.

El encuentro contará con la incubadora de empresas CREAME como entidad co-organizadora. Y vale destacar que la definición de la capital del departamento de Antioquia como próxima sede del ST fue el resultado de un cuidadoso proceso de selección, donde participaron como candidatas cuatro instituciones de distintos países de América Latina.

El ST-Prodem es un espacio de encuentro y formación ajustado a las necesidades de los profesionales que promueven el emprendimiento en la región, así como fomentar el intercambio y discusión de experiencias, y el estímulo del desarrollo de redes entre los participantes de distintos países e instituciones. Con este propósito ya se han realizado siete ediciones consecutivas desde 2011, en las cuales han participado más de 750 profesionales de casi todos los países de la región, tales como Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Del mismo modo que se realizó este año en Panamá, el encuentro consistirá en una semana intensiva con presentaciones de keynote speakers, paneles de distintos ejes temáticos, espacios de experiencias de asistentes, trabajos grupales orientados a la reflexión y aprendizaje colectivo y, sobre todo, muchas oportunidades de networking.

En breve les estaremos haciendo llegar más información.

¡Esperamos poder verlos y seguir aprendiendo juntos en Colombia!

Hugo Kantis (PhD)

Director de Prodem

Posted in # 63 Edición 7º Aniversario - Septiembre/ Octubre 2017, Especial ST Prodem 2018 | Leave a comment

1ª edición de los Briefs de Prodem: Ecosistemas maduros y en desarrollo, el juego de las diferencias

Novedades Prodem

1ª edición de los Briefs de Prodem: Ecosistemas maduros y en desarrollo, el juego de las diferencias

Desde Prodem, con el lanzamiento de nuestros Briefs, apuntamos a difundir conceptos, ideas y reflexiones en construcción. En esta primera edición ponemos nuestra mirada en Silicon Valley, Tel Aviv, Buenos Aires y Santiago de Chile y proponemos un modelo dinámico que ayuda a entender el surgimiento y evolución de los ecosistemas y las diferencias entre ecosistemas maduros y en desarrollo.

Tenemos el agrado de presentarles una nueva serie de documentos que hemos denominado los Briefs de Prodem. El propósito que buscamos a través de esta serie es lograr una comunicación más ágil con la comunidad de profesionales de los ecosistemas emprendedores y la academia en torno a contenidos de interés público. La idea se originó a partir de diversas ocasiones en las que hemos compartido ideas, conceptos y reflexiones con otros colegas en seminarios, espacios informales o presentaciones realizadas en conferencias. Allí advertíamos que esos materiales despertaban interés y nuestros interlocutores nos consultaban la fuente. Pero como no estaban publicados, no podíamos socializarlos de un modo más amplio y efectivo.

De ese modo surgió el concepto de los Briefs de Prodem: un producto de fácil lectura que presenta marcos conceptuales y/o reflexiones; resultados parciales de estudios y asistencias técnicas realizados; desarrollos metodológicos y herramientas; lecciones aprendidas, entre otros contenidos. Algunos de los temas abordados se refieren a cuestiones tales como la comparación de ecosistemas desde una perspectiva evolutiva; los factores que inciden en las políticas de emprendimiento; las condiciones para el emprendimiento en ciudades; la lógica comportamental de las incubadoras; las condiciones para el emprendimiento desde las instituciones de ciencia y tecnología, entre otros.

En un mundo tan veloz como el del emprendimiento y la innovación, es fundamental actuar como los emprendedores, acortando los tiempos de salida al “mercado” sin esperar la perfección. La analogía, creemos, es válida. Porque al compartir conocimientos, aprendizajes y reflexiones por esta vía también los estamos poniendo a prueba, permitiendo así avanzar hacia procesos de construcción colectiva más efectivos y eficientes.

El 1er Brief de Prodem

En esta oportunidad queremos compartir con ustedes la versión completa del 1º Brief de Prodem, que se enfoca en una mirada evolutiva sobre cuatro ecosistemas que se diferencian por su grado de madurez, sendero evolutivo y dinámica de funcionamiento.

Habitualmente escuchamos decir que las experiencias exitosas de ecosistemas como el de Silicon Valley o Israel no son replicables en nuestras latitudes. Sin embargo, es poco el avance alcanzado en el entendimiento de los aspectos idiosincrásicos de los distintos ecosistemas y de sus implicancias a la hora de fomentar su desarrollo. La literatura de ecosistemas y las propias prácticas de fomento del emprendimiento presentan un vacío en este sentido, que debe ser llenado. Una implicancia de esta situación es que, a pesar de abogar en contra de los intentos de réplica, se termina con frecuencia implementando iniciativas que carecen de supuestos comportamentales basados en una adecuada comprensión de cada contexto y de sus diferencias.

El concepto de Ecosistema Emprendedor alude al conjunto de actores, factores y relaciones que se conjugan en un territorio determinado y que influyen en su grado de fertilidad y dinamismo empresarial. Si bien distintos autores aportan su propia lista de “ingredientes”, por lo general suele incluirse a los emprendedores y el pool de talentos, al mercado y las empresas, la cultura y los medios de comunicación, las instituciones educativas, la plataforma de instituciones de apoyo y los mentores, los inversores y el financiamiento, el Gobierno y los programas, normas y regulaciones que inciden sobre la actividad emprendedora en forma directa e indirecta (Isenberg 2012, Stam y Spiegel 2016, Mason y Brown 2017).

Esta mirada, basada en la identificación de los componentes de un ecosistema, ha sido criticada por su carácter estático y por la falta de claridad en el planteamiento de relaciones causales entre sus distintas dimensiones (Mason y Brown 2017, Spiegel 2015, Stam y Spiegel 2016). Compartiendo la necesidad de adoptar un punto de vista evolutivo, desde Prodem hemos planteado una primera clasificación que distingue entre ecosistemas infantes, adolescentes, maduros y declinantes (Kantis 2014). Sin embargo, ello no implica asumir la existencia de una trayectoria única. Por el contrario, se postula la necesidad de construir un enfoque más amplio, basado en una tipología de ecosistemas y senderos evolutivos que admite la existencia de patrones y dinámicas diversas.

Estas inquietudes forman parte de las líneas de investigación de Prodem que están  actualmente en curso. En ese marco, nuestro primer Brief tiene como propósito aportar elementos relevantes acerca de los procesos de conformación de ciertos ecosistemas de interés. El mismo consta de tres partes: la Parte A se focaliza en el análisis de las trayectorias de largo plazo de dos ecosistemas avanzados como son Silicon Valley y Tel Aviv/Israel, buscando comprender cómo han llegado hasta su configuración y dinámica actual; la Parte B aborda dos casos latinoamericanos, como la Ciudad de Buenos Aires y Santiago de Chile. Al final de cada parte se plantean las similitudes y diferencias entre los casos tratados y se ofrece, a quienes desean profundizar, un link a un Dossier donde se caracterizan las respectivas plataformas de servicios de cada ecosistema. Por último, la Parte C se dedica a identificar contrastes entre las mismas y avanza en la comprensión de sus raíces desde una perspectiva evolutiva y algunas implicancias para nuestros países. La selección de los casos puede ser fundamentada fácilmente. Silicon Valley y Tel Aviv/Israel son ecosistemas que están en la frontera internacional y su construcción presenta diferencias que resultan interesantes para analizar los casos latinoamericanos. Buenos Aires y Santiago, por su parte están considerados en la categoría Runner Up según el Global Start Up Ecosystem Report.

Parte A

Accede aquí

Parte B

Accede aquí

Parte C

Accede aquí

Esperamos que les resulten de interés y los invitamos a escribirnos para hacernos llegar sus ideas e iniciar un debate constructivo en torno a estos temas a través de [email protected].

Posted in # 63 Edición 7º Aniversario - Septiembre/ Octubre 2017, Novedades Prodem | Leave a comment

El TOP 6 de los artículos más leídos en el último año

Especial 7º Aniversario de Dinámica Emprendedora

El TOP 6 de los artículos más leídos en el último año

¿Cuáles fueron las preferencias de los lectores de nuestra newsletter? En orden: una entrevista con afirmaciones fuertes acerca del rol de las universidades, un nuevo Índice para medir condiciones sistémicas en ciudades elaborado por Prodem con un ejemplo de aplicación, la reciente Ley de emprendedores argentina, el discurso de Hugo Kantis al recibir el premio Startup Nations Award y la visión sobre los ecosistemas de América Latina, el informe ICSEd-Prodem 2016, y el anuncio del Seminario-Taller en Panamá fueron las notas más leídas en nuestro medio en los pasados 12 meses. Acá volvemos a reiterarlas, porque mantienen vigencia.

1. “Las universidades no son fábricas de startups; si todo apunta a las necesidades del mercado, vamos a perdernos el futuro” (Palabra calificada – Newsletter 60 – Mayo/ Junio 2017)

En el marco del 7º Seminario Taller Prodem fue entrevistado Carlos Martínez Vela, vicepresidente de Innovación & Entrepreneurship en el Instituto de las Américas.

2. Nuevo Índice para medir ecosistemas en ciudades y su aplicación (Producción propia – Newsletter 61 – Julio 2017)

Se trata de un nuevo índice que mide las condiciones para el emprendimiento en ciudades (ICEC Prodem) y que fue utilizado en el marco de la colaboración solicitada por el Programa “Ciudades para emprender” de la Secretaría de Emprendedores y PyMES de la Argentina. Acá presentamos algunos elementos muy resumidos de dicho índice y su aplicación.

3. Argentina: se aprobó la Ley de Emprendedores (Novedades prodem – Newsletter 59 – Marzo/ Abril 2017)

A fines de marzo, el Congreso argentino aprobó la denominada Ley de Emprendedores, con amplio consenso de todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria. Además, el Prodem recibió un reconocimiento desde el Senado por su contribución.

4. ¿Qué logramos y qué falta en los ecosistemas de América Latina? (Produccion propia – Newsletter 57 – Noviembre / Diciembre 2016)

A esta cuestión se refiere Hugo Kantis, director del Prodem, en su discurso al ser premiado con el Startup Nations Award 2016 for Groundbreaking Policy Thinking, otorgado por la Global Entrepreneurship Network (GEN). Este galardón, en palabras de Kantis, llega cuando “la mayoría de los países de América Latina están realizando enormes esfuerzos para mejorar el contexto del emprendimiento dinámico”. Aquí un breve resumen de su mirada evolutiva de la región y, además las palabras de Dane Stangler, Vicepresidente de Investigación y Política de Kauffman Foundation y miembro del jurado, sobre los motivos del premio.

5. ICSEd-Prodem 2016: el Reporte final, una guía para conocer y avanzar (Producción propia – Newsletter Aniversario 56 – Septiembre / Octubre 2016)

Hace pocas semanas el Prodem difundió el Reporte completo sobre las Condiciones Sistémicas para el Emprendimiento dinámico del presente año (ICSEd-Prodem 2016). Nuevas fuentes de dinamización de los ecosistemas, oportunidades a partir de la integración, comparaciones entre países, casos de emprendedores y miradas de expertos vuelven a convertir a este trabajo en un capítulo imprescindible para conocer y decidir políticas en América Latina.

6. El Canal de Panamá se abre en 2017 para el Ecosistema Emprendedor de América Latina (Especial – Newsletter 57 – Noviembre/ Diciembre 2016)

La ciudad de Panamá será la sede del próximo Seminario-Taller Prodem, que viene realizándose sin pausa desde 2011. En esta ocasión, Prodem lo organiza con el Centro de Innovación de la Fundación Ciudad del Saber. Será del 2 al 5 de mayo.

Posted in # 63 Edición 7º Aniversario - Septiembre/ Octubre 2017, Especial 7º Aniversario de Dinámica Emprendedora | Leave a comment

“Necesitamos 100 aceleradoras buenas en Latinoamérica”

Palabra calificada

“Necesitamos 100 aceleradoras buenas en Latinoamérica”

Luis Stein, director y fundador de Imagine Lab, explica cómo surgió la aceleradora tecnológica de Chile que cuenta con un modelo de negocio innovador y con el apoyo de la emblemática Microsoft.

¿Qué es Imagine Lab?

Imagine es una aceleradora que armamos con un grupo de empresarios de tecnología. A diferencia de como se solían hacer las incubadoras en Chile, que era en general desde las universidades, fuimos y le planteamos a CORFO – la Agencia de Desarrollo de Chile – si nos ayudaban a través de sus instrumentos. Nosotros creíamos que podíamos acelerar más emprendimientos desde la industria que desde la universidad. Esta última es excelente para generar emprendedores y nosotros creíamos que podíamos ser muy buenos generando emprendimientos que escalaran rápido. Obviamente, de base tecnológica, porque somos empresarios de tecnología.

¿Qué aportaban de diferente a la propuesta de las universidades?

Aportamos la experiencia de la industria y haber sufrido durante años el tener que hacer empresas. Eso te da experiencia de cómo “empresarizar” a estos emprendimientos. Normalmente, los emprendimientos llegan con muy buenas ideas, ojalá con muy buenos equipos y hay que darles formalidad y procesos de una empresa. Entonces, nuestra idea original era que podíamos diseñar un proceso donde lográramos, de forma relativamente rápida, escanear muchos de estos emprendimientos, encontrar los que tuvieran potencial para crecer y ayudarlos a hacerlo. Ese era un poco el sueño. Queríamos generar rápido muchas empresas que valieran 10 millones de dólares en Latinoamérica.

¿Cómo se enfrentaron a ese sueño y qué ocurrió?

Trabajamos mucho diseñando la forma de hacerlo, pero CORFO recién lo aceptó cuando vinimos de la mano de Microsoft en Chile, que ha sido un gran socio. Microsoft vino a acompañarnos como un tema casi de responsabilidad social empresarial, pensando en apoyar el ecosistema y demás. La verdad es que el tema ha funcionado maravillosamente y la misma Microsoft está sorprendida del impacto que tenemos. De hecho vino Satya Nadella a visitarnos, tuvimos al CEO de Microsoft una hora. Somos, entiendo, el único Microsoft de Innovation Center del mundo que no es de Microsoft. Javier Cueto, nuestro gerente general, viajó invitado a China a presentar nuestro modelo de negocios a la reunión mundial de los MIC. Estuvo muy lindo.

¿Qué es lo que más les aportó Microsoft?

Originalmente lo que nos daba era, obviamente, la marca y toda su espalda. Además, nos hizo una contribución económica. Pero nos daba el software para todas nuestras aplicaciones. Nosotros somos tecnológicamente agnósticos, esto es, que los emprendedores pueden usar lo que quieran: si quieren usar tecnología Microsoft, no tienen que pagarla. Pero mucho mejor aún: si están usando tecnología Microsoft, nosotros podemos pedir ayuda a los especialistas de Microsoft que bajan (Compartimos el edificio) y se sientan con ellos a ayudarlos. Eso tiene muchísimo valor y formaba parte solo de la primera etapa.

Cuando empezamos a andar y esto anduvo bien, nosotros nos dimos cuenta de que necesitábamos –además de la plata que nos daba CORFO, tanto para operar como para invertir en los emprendimientos– contar con plata que no dependiera exclusivamente de CORFO. Entonces salimos a buscar grandes empresas a las que nosotros pudiéramos hacerles proceso de innovación abierta, cobrarles esa consultoría y, una vez que detectábamos oportunidades de innovación, juntarlas con nuestras startups para que estas ayudaran a las corporaciones a innovar y, a la vez, que estas corporaciones ayudaran a nuestras startups a tener negocios reales basados en necesidades de una corporación. Este modelo anduvo increíblemente. Es en buena medida parte del éxito que hemos tenido en Chile y que pronto esperamos tener en Argentina. Y esto trajo un componente adicional para Microsoft: en el proceso con estas corporaciones, descubrimos un montón de oportunidades no sólo para las startups sino también para la Microsoft. Es un modelo muy win-win.

¿Cuáles son los principales hitos que explican lo que son hoy?

Tuvimos la suerte de salir con un modelo que venía con experiencia. Algunos de mis socios tenían muchísima experiencia, uno de ellos había trabajado dirigiendo a una aceleradora. Entonces salir con un modelo un poco disruptivo y que además anduvo bien, fue clave. No solo partimos con ese modelo sino que supimos ser muy críticos del modelo e ir modificándolo, adaptándolo. Descubrimos que teníamos algunos problemas en la forma como lo queríamos hacer, y lo tuvimos que ir cambiando. Durante los paneles del 7ST-Prodem se decía que a veces hay que adaptarse a los instrumentos. No es que uno hace todo para los instrumentos, pero hay que ir adaptándose a ellos. Logramos hacer una buena adaptación y eso realmente ha funcionado. Cuando agregamos este componente de las corporaciones, eso le pegó un empuje impresionante.

¿Cuáles son los desafíos de cara al futuro?

Necesitamos 100 aceleradoras buenas en Latinoamérica y estamos bien dispuestos a ayudarles todo lo que podamos a los que sean. Hasta que no haya masa crítica no va a funcionar. Creemos que el emprendimiento es el driver que va a cambiar a Latinoamérica y eso no lo podemos hacer nosotros solos ni aunque quisiéramos. Entonces estamos abriendo todo lo que hacemos para, ojalá, lograrlo junto con otros. Estamos colaborando muchísimo y desarrollando el ecosistema, por ejemplo, hasta hemos ido a articular el ecosistema de venture capital para que nuestras empresas tengan adónde ir a buscar capital. Nuestros emprendedores se pasaban todo el día buscando plata, pero ya no. Ahora nuestros buenos emprendimientos están financiados, todos ellos. Eso parece increíble. Y hay que llevarlo al resto de Latinoamérica.

Posted in # 63 Edición 7º Aniversario - Septiembre/ Octubre 2017, Palabra calificada | Leave a comment

“El foco deben ser las nuevas empresas dinámicas, que sobreviven bien a los peligrosos primeros 3 años”

Prodem en los medios

“El foco deben ser las nuevas empresas dinámicas, que sobreviven bien a los peligrosos primeros 3 años”

En una entrevista con “Emprendedores & Pymes”, suplemento del diario argentino Ámbito Financiero, Hugo Kantis propone nuevas miradas sobre el emprendimiento con base en metáforas acerca de la fauna y el ecosistema.

El director del Prodem, en la entrevista que le realiza Carlos Liascovich, explica las cualidades específicas de los unicornios, aunque pone reparos respecto de cierta obsesión que gira alrededor de ellos: “Los unicornios son un animal muy raro en el mundo de las empresas de carne y hueso. Es muy importante que los gobiernos los tengan presentes, porque si logramos tener más de ellos que impacten sobre empleo e innovación, pueden incidir positivamente en la sociedad. Sin embargo no hay que obsesionarse: hay sólo 9 unicornios en la región, 4 de ellos en la Argentina, y si nos va bien tampoco cabe imaginar que vayamos a tener más de 10 de acá a cinco años. Ojalá que suceda, pero creo que el foco de especial interés son los emprendimientos y nuevas empresas dinámicas, es decir, aquellas que luego de los tres primeros años de vida, donde se registra la mayor tasa de mortalidad empresarial, salen airosas y convertidas en una pyme con la aspiración y el potencial de seguir creciendo. No son la gran mayoría, pero estimamos que hay cerca de 2000 nacimientos de este tipo por año. El esfuerzo de la política pública debe estar centrado en ellas, y en las empresas jóvenes que superaron esta barrera de los primeros años y buscan seguir creciendo.”

¿No es peligroso el pozo de frustración en los emprendedores que no llegan a ser unicornios?

Los buenos emprendedores son a la vez soñadores y pragmáticos. Es bueno tener aspiraciones altas, pero creo que ellos saben que son contados con los dedos de la mano los que llegarán a serlo. En el medio hay muchas estaciones muy interesantes por alcanzar. Desde la teoría motivacional se plantea siempre que es bueno que la zanahoria sea desafiante pero no inalcanzable. Por lo tanto creo que en las actividades con emprendedores y en los mismos medios es importante mostrar bien la variedad de emprendimientos y no obsesionarse con los unicornios.

¿Qué otros animales desarrollaron en la “fábrica de metáforas” de Prodem para mostrar caminos alternativos en el ecosistema?

Nosotros a la clásica metáfora propuesta por el académico estadounidense Birch, que hablaba de ratones (las microempresas que no crecen), elefantes (las grandes corporaciones que no crean nuevo empleo) y las gacelas (las jóvenes de alto crecimiento), le adicionamos otros animales en la fauna del emprendimiento dinámico: los canguros, que a veces demoran hasta que pegan el salto; los delfines, que saben moverse en forma combinada en ambientes tan diversos como el fondo y la superficie; los seres humanos, que van en promedio mucho más lento que las gacelas pero cuya inteligencia es muy superior. Y nos inspiramos en casos reales de empresas para armar una metáfora más amplia que refleja mejor la heterogeneidad del emprendimiento y las pymes dinámicas. La imagen de la gacela, por otra parte, es limitada, dado que la mayoría de las empresas dinámicas no crecen todo el tiempo de manera lineal por encima de los promedios que la OECD adjudica a las gacelas (20% anual en tres años). Conozco muchas empresas que fueron gacela y que hoy tienen cuellos de botella a superar y no están creciendo de igual forma. Y, del otro lado, sé de firmas que, tras períodos iniciales muy complejos, lograron desbloquear su potencial y comenzaron a crecer muy fuerte. Lo importante es la aspiración y el potencial de crecimiento.

Ustedes insisten mucho con los emprendimientos dinámicos…

Es clave el concepto de emprendimiento con potencial dinámico (que se asimila, digamos, a leer el diario del sábado sobre el partido que se jugará el día siguiente) y su continuidad en la empresa joven dinámica (ya con el diario del lunes, cuando pasaron los primeros tres años de vida de la empresa). Porque de ese modo se arma la plataforma de renovación del tejido empresarial, la base de futuras pymes e incluso de las próximas grandes empresas. Su contribución al nuevo empleo es más que proporcional con respecto a la cantidad de empresas. El concepto de “dinámico” abarca a las empresas que explican nada menos que un 50% del nuevo empleo generado por todas las empresas creadas 5 años antes, aproximadamente.

¿Cómo ve el ecosistema argentino tras más de un año y medio de la nueva gestión de gobierno?

Es muy auspicioso que los emprendedores hayan ganado status estratégico en la agenda de gobierno al ser explícitamente reconocidos en el mismo nombre de la SEPYME y con la creación de una Subsecretaría de Emprendedores. También ha crecido el presupuesto y los programas dirigidos a los emprendedores y se ha sancionado con consenso en el Senado la Ley de emprendedores. Ello se ve con claridad en nuestro Índice de Condiciones Sistémicas para el Emprendimiento Dinámico, donde estas acciones permitieron un avance de Argentina en el ranking de América Latina, aunque manteniéndose en valores medio-bajos todavía. Hay igualmente muchos desafíos por delante para que todo estos esfuerzos maduren y se traduzcan en un ecosistema favorable para el emprendimiento. Es una construcción de largo plazo, que habrá que ir completando y mejorando a medida que se va haciendo camino. Del lado negativo creo que es muy importante lograr un cambio de clima y de gasto por el lado de la demanda, tanto el consumo de los consumidores como la inversión en las empresas. Son varios años sin crecer, luego la demanda declinó y ahora parecería ser que comienza a recuperarse de a poco.

¿Cómo están evaluando el ecosistema latinoamericano hoy hacia 2020, y comparado también respecto del año 2000?

Creo que los ecosistemas de emprendimiento de América Latina han evolucionado desde 2000, cuando ni siquiera se reconocía ni se conceptualizaba con claridad el tema. En perspectiva hoy tenemos una cultura más amigable con el emprendimiento, son muchos los gobiernos que tienen programas de apoyo que, aunque con diferente intensidad y cobertura, buscan que los emprendimientos den lugar a un tejido de empresas más virtuosas y por ende a mejores empleos y a la diversificación del tejido productivo. El perfil de los proyectos y de los mismos emprendedores ha evolucionado, así como las universidades y las incubadoras. Hoy versus el 2000 es otra película, mucho mejor. Sin embargo también debo decir que los países de la región están de mitad de tabla para abajo en el ranking internacional de nuestro índice. Salvo algunos pocos países que están cerca de la frontera internacional, en la dimensión específica de políticas y regulaciones para el emprendimiento (como Chile), en casi todo lo demás tenemos mucho terreno por recorrer. Cuando miramos hacia atrás en un plano más corto, digamos los últimos 5 años y no contra el 2000, cada país registra avances y retrocesos. La buena noticia es que hay nuevas fuerzas motrices que nos permiten pensar en que dentro de un lustro estaremos mejor. Por ejemplo, crecen los empresarios jóvenes que generan nuevas iniciativas como fondos de capital emprendedor así como las aceleradoras, entre otras iniciativas. También aumenta la cantidad de grandes empresas que lanzan programas que buscan apoyar a emprendimientos innovadores, con vistas a sinergizar sus negocios actuales. En pocas palabras: ya no son sólo los gobiernos o las universidades los que empujan, sino que el equipo tiene muchos más jugadores de calidad.

Para acceder al artículo online haga click aquí. Para descargar la nota original en pdf, acceda aquí.


Posted in # 63 Edición 7º Aniversario - Septiembre/ Octubre 2017, Prodem en los medios | Leave a comment

Carta del Director – Newsletter 62 – Agosto 2017

Estimados lectores:

Hoy les hacemos llegar la nueva edición del mes de agosto con diversas propuestas. En primer lugar, presentamos una producción propia del Equipo Prodem donde se analiza la relación entre innovación y crecimiento en empresas jóvenes del sector manufacturero argentino. Luego, en Prodem en los medios, compartimos un artículo de mi autoría publicado en el blog del BID sobre cómo medir las condiciones sistémicas de ecosistemas a nivel país y ciudad. En el siguiente artículo nos es muy grato compartir con ustedes la entrevista realizada a Adriana Heredia Sánchez, primera asistente cubana al 7mo Seminario-Taller Prodem, quien nos cuenta cómo es el ecosistema emprendedor de su país. En la sección En los medios difundimos un artículo sobre los efectos positivos generados por el Programa de Incubadoras Tecnológicas de Israel. Además, en la sección Especial podrán acceder a la información necesaria para participar de las postulaciones del Startup Nations Awards 2017, aún están a tiempo. Por último, en Ecos del Ecosistema, les comunicamos cuál será la sede para el 8vo Seminario Taller Prodem en el 2018 y celebramos el desarrollo de la I Jornada Nacional #Universidad Emprende.

¡Gracias por seguir acompañándonos!

Posted in Carta del Director, Newsletter 62 - Agosto 2017 | Leave a comment

Innovación y crecimiento en firmas jóvenes

Producción propia

Innovación y crecimiento en firmas jóvenes

A partir de una investigación del equipo Prodem, se determinó – entre otros resultados – que la innovación se relaciona positivamente con el crecimiento empresarial, algo aún más importante entre las empresas jóvenes. Además, se observó que las instituciones de apoyo a emprendedores no juegan un rol significativo dentro de las redes de estas empresas argentinas. Este trabajo fue premiado en el ICSB World Conference como el mejor paper 2017 de América del Sur. En breve lo publicará la CEPAL.

Con autoría de Sabrina Ibarra García, Juan Federico y Hugo Kantis, todos integrantes del Prodem, el trabajo se propone aportar evidencia empírica sobre la relación entre la innovación y el crecimiento en las firmas jóvenes en Argentina.

Para ello se plantearon las siguientes preguntas de investigación:

a) ¿Cuáles son las características que distinguen a las firmas jóvenes innovadoras de las empresas innovadoras maduras? ¿En qué medida las firmas jóvenes se relacionan con otras empresas e instituciones para compensar su falta de recursos y experiencia?

b) ¿Qué relación existe entre innovación y crecimiento empresarial? ¿En qué medida esta relación difiere según el tipo de actividad de innovación? ¿En qué medida esta relación difiere entre las empresas jóvenes y las maduras?

Y particularmente para las empresas jóvenes:

c) ¿En qué medida la relación entre innovación y crecimiento difiere entre las firmas jóvenes de diferente dinamismo?

d) ¿En qué medida la relación entre innovación y crecimiento empresarial difiere entre las empresas jóvenes de distintos sectores de actividad con distinto contenido tecnológico?

Luego, se desarrollaron las hipótesis a investigar:

Hipótesis 1: Las firmas jóvenes tienen estructuras menos formales de innovación y una plataforma de recursos y capacidades más limitadas al equipo emprendedor.

Hipótesis 1b: Las firmas jóvenes se vinculan más frecuentemente con otras empresas e instituciones para compensar su falta de recursos y trayectoria a la hora de innovar.

Hipótesis 2: La realización de actividades de innovación se asocia positivamente con el crecimiento empresarial.

Hipótesis 2b: La adopción de esfuerzos combinados de actividades de innovación afectará en mayor medida el crecimiento que la sólo incorporación de tecnología.

Hipótesis 3: La relación positiva entre la innovación y el crecimiento es mayor entre las empresas jóvenes que entre las maduras.

Hipótesis 4: La relación positiva entre innovación y crecimiento es mayor entre las empresas jóvenes más dinámicas.

Hipótesis 5: La relación positiva entre innovación y crecimiento es mayor entre aquellas empresas jóvenes de sectores con alto contenido tecnológico.

Para la determinación de la muestra a relevar, se usaron los datos de la base de la Encuesta Nacional de Dinámica de Empleo e Innovación (ENDEI), realizada conjuntamente por el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MINCyT) y del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEySS), con un total de 3.691 empresas manufactureras; 971 empresas de ellas (el 26%) fueron definidas como empresas jóvenes.

Actividades de innovación

Para analizar las diferentes actividades de innovación realizadas por las empresas, se agruparon las distintas opciones de respuesta que ofrece la encuesta en tres perfiles. El primero de ellos incluye a todas aquellas actividades que implican solamente la adquisición de tecnología. Esta categoría incluye la adquisición de maquinaria y equipos, hardware y software para innovación y la transferencia tecnológica.

Por otro lado están las actividades que implican la generación de conocimientos, incluyendo a la realización de esfuerzos de investigación y desarrollo (I+D) internos y la subcontratación de I+D externa. Finalmente, están las actividades que se orientan al desarrollo de capacidades de la empresa y sus recursos, es decir, la capacitación para introducir innovaciones, las consultorías y el diseño industrial e ingeniería (interna).

A partir de estos tres perfiles se construyeron cuatro categorías de conductas innovadoras de las empresas, mutuamente excluyentes:

-  Conductas modernizadoras: aquellas que sólo realizaron adquisición de tecnología, lo que desde cierta perspectiva podría considerarse más una modernización para no perder el paso que una innovación.

-  Conductas desarrolladoras: aquellas que concentraron sus esfuerzos sólo en la generación de conocimiento y/o el desarrollo de capacidades, es decir, actividades más intensivas en recursos humanos avanzados que en la adquisición de activos fijos o tecnologías incorporadas.

-  Conductas mixtas: aquellas que combinaron la incorporación de nueva tecnología con la generación de conocimiento o el desarrollo de capacidades.

- Conductas integradoras: aquellas que articularon los tres perfiles de actividades de innovación, sumando a la incorporación de tecnología, la generación de conocimientos y el desarrollo de capacidades.

Estrategias y estructura organizacional de soporte para la innovación

El perfil innovador de las empresas jóvenes debe ser entendido en el marco de la visión estratégica y el contexto organizacional de las firmas. Para analizar las estrategias se buscó caracterizar su comportamiento aplicando las técnicas de análisis factorial y de clúster mixto de correspondencias múltiples. Este análisis permitió identificar tres tipos de conductas estratégicas.

Un primer grupo se destaca por priorizar el desarrollo de nuevos mercados y contar con personal calificado para lograr el desempeño de la empresa, buscando ser líder y/o ser competitivo a nivel tecnológico. Para ello, realiza en forma rutinaria actividades de análisis y desarrollo de sus capacidades internas y de las oportunidades y amenazas del entorno (grupo de líderes basadas en el desarrollo de nuevos mercados: LIDERES TECNOLÓGICOS).

El segundo grupo de empresas se caracteriza por especializarse en ciertas tecnologías, incorporando tempranamente innovaciones desarrolladas por otras empresas y ofreciendo siempre productos nuevos. Estas firmas colocan más énfasis en el análisis del contexto que en el de las condiciones organizacionales internas (grupo de seguidoras especializadas en tecnología e innovaciones de terceros: SEGUIDORAS ESPECIALIZADAS).

Por último, un tercer tipo de empresas basa su desempeño en fidelizar clientes en base a su política de precios diferenciales, mantener el acceso exclusivo a proveedores de un insumo y a adquirir tecnologías sólo para conservar sus niveles de competitividad (grupo de defensoras del posicionamiento del mercado alcanzado: DEFENSORAS DE MERCADO).

En general, las empresas innovadoras de la muestra suelen llevar adelante estrategias de líderes tecnológicos o bien defensoras de mercados. Esto también se verifica entre las más jóvenes, aunque entre ellas es un poco menos frecuente la presencia de líderes tecnológicos, es decir, aquellas que basan su competitividad en la tecnología y el análisis riguroso del contexto y del ambiente interno de la empresa.

Como resumen: las diferencias entre las actividades de innovación de las empresas jóvenes y las maduras se concentran en la estrategia, los recursos, el soporte organizacional y las vinculaciones. Las empresas jóvenes siguen en mayor medida una estrategia empujada por la necesidad de fidelizar a los clientes y un vínculo más estrecho con los proveedores. Suelen tener un plantel de profesionales más limitado, lo que se ve reflejado en una menor capacitación de quienes toman las decisiones de innovación. El rol de los emprendedores junto a sus equipos en las actividades de innovación suele ser más protagónica en el caso de las firmas jóvenes las que cuentan en menor medida con áreas formales de I+D. Todo esto en línea con nuestra hipótesis 1. En cuanto a las vinculaciones, los resultados mostraron que contrariamente a lo propuesto en la hipótesis 1b, no sólo no existirían diferencias en términos de la existencia de vinculaciones entre las empresas jóvenes y maduras, sino que además las empresas jóvenes innovadoras suelen vincularse en menor medida con instituciones de CTI y universidades. Este resultado podría constituir un agravante de la menor plataforma de recursos internos de estas empresas más jóvenes al limitarse el acceso de estas empresas a las fuentes de conocimientos para seguir innovando.

Conclusiones

Los resultados permitieron identificar que la importancia de las actividades de innovación es similar entre las empresas jóvenes y maduras.

Un resultado de particular relevancia para este estudio es que la innovación se relaciona positivamente con el crecimiento empresarial. Esta relación es aún más importante entre las empresas jóvenes.

Asimismo, es interesante notar que la asociación entre innovación y crecimiento empresarial es mayor en las empresas que combinan distinto tipo de actividades innovativas, como parte de una gestión integradora, especialmente en las firmas jóvenes más dinámicas.

Por último, otro hallazgo del estudio es que, si bien la propensión a articularse con otros actores es similar en las empresas jóvenes y en las maduras, las primeras se vinculan mayormente con otras empresas. Es menos común, por el contrario, que se relacionen con las universidades y las organizaciones públicas de ciencia y tecnología, tal como ocurre en países más desarrollados, donde las firmas más jóvenes tienden a compensar las limitaciones de sus recursos internos apoyándose en estas instituciones.

Podría plantearse a modo de hipótesis que el ecosistema institucional de innovación está más preparado y/u orientado hacia las firmas maduras y estructuradas que a las organizaciones jóvenes,  que son las que tienen una mayor necesidad de apoyo externo. Para modificar esta situación se requiere de políticas públicas de innovación que fomenten el cambio institucional y el desarrollo de puentes con las firmas jóvenes.

De esta manera, los resultados confirman 6 de las 7 hipótesis planteadas en el estudio.

Para alimentar el diseño de estas políticas es necesario contar con nuevas investigaciones que permitan entender mejor las razones que explican el desacople entre las empresas jóvenes y el ecosistema institucional de innovación. Asimismo, es muy relevante entender los factores determinantes de las actividades de innovación de las firmas jóvenes y cómo estos factores acaban influyendo sobre su crecimiento, para poder diseñar incentivos más a medida de la realidad de este segmento de empresas cada vez más relevante desde el punto de vista del desarrollo.

Para acceder al estudio completo, haga click aquí.

Posted in Newsletter 62 - Agosto 2017, Producción propia | Leave a comment

De la nación a la ciudad: mirar a los ecosistemas con lentes diferentes

Prodem en los medios

De la nación a la ciudad: mirar a los ecosistemas con lentes diferentes

En el blog del BID “Puntos sobre las i”, Hugo Kantis aborda las diferencias y semejanzas entre países y urbes, a la hora de evaluar las condiciones para el emprendimiento dinámico.


El director del Prodem, en el artículo publicado a principios de este mes, explica que “contar con una adecuada radiografía de las condiciones sistémicas para el emprendimiento dinámico es muy importante para tener un diagnóstico claro y para monitorear la evolución de los ecosistemas de emprendimiento e innovación”. Y permite establecer las prioridades “a la hora de diseñar políticas y programas de fomento”.

Luego agrega: “una de las definiciones relevantes por establecer es la unidad geográfica de referencia (…) Algunos sostienen que sólo importan las ciudades o las regiones. Sin embargo, sabemos que también existen factores relevantes cuya lógica supera el plano local, como ocurre con buena parte de las políticas y regulaciones que se implementan desde el nivel nacional o con el caso del capital emprendedor que opera desde una lógica más global”.

“También entendemos que el análisis debe ser contextualizado. No es lo mismo el caso de un país muy pequeño como Israel que el de India o Estados Unidos. En unos y otros la dimensión subnacional adquiere distinta importancia. Y difiere entre la mayor parte de los países europeos y los latinoamericanos, pues los niveles de descentralización económica y política son bien distintos en unos y otros. Esto hace que, por lo general, la dimensión nacional vis a vis la subnacional sea relativamente menos relevante en los primeros.”

Propone, además, tomar prestadas luego algunas metáforas de la oftalmología.

¿Qué anteojos utilizamos?

Kantis, sobre los lentes, explica que “cuando se necesita una visión lo suficientemente panorámica se usan los ‘de lejos’ en tanto que para enfocar sujetos cercanos con nitidez o para leer un libro se utilizan los ‘de cerca’. Lo contrario sería un problema.”

“Algo similar”, continúa, “ocurre cuando analizamos las condiciones para el emprendimiento dinámico e innovador. Si no contamos con un instrumento que nos ayude a ver el estado de las condiciones sistémicas a nivel del país, no podremos tener una adecuada visión panorámica y nos perderemos de entender las cuestiones estructurales. De igual manera, también es aconsejable contar con un instrumento que permita tener una mirada más cercana, que identifique factores, dinámicas y actores en espacios territorialmente más acotados al interior de un país para detectar particularidades y heterogeneidades.”

“Por ejemplo, con los lentes ‘de lejos’ es posible ver que en un país las políticas de emprendimiento son muy débiles o que la investigación y desarrollo (I+D) es muy baja; pero luego con los anteojos ‘de cerca’ se puede detectar alguna ciudad en la que las iniciativas del gobierno en favor de los emprendedores y/o la actividad de alguna institución de I+D se destacan.”

¿Cómo medimos de lejos y de cerca?

“Para medir las condiciones de emprendimiento innovador a nivel país, desde hace seis años venimos produciendo desde Prodem el Índice de Condiciones Sistémicas para el Emprendimiento Dinámico (ICSEd-Prodem), que permite conocer la situación y la evolución de 60 países, 15 de ellos latinoamericanos. Y recientemente, hemos desarrollado una metodología para medir estas condiciones a nivel de las ciudades. Esta metodología nos ha permitido construir un Índice de Condiciones Sistémicas para el Emprendimiento Dinámico en Ciudades (ICEC- Prodem) y aplicarlo en 18 municipios, en colaboración con el programa ‘Ciudades para Emprender’ de la Secretaría de Emprendedores y Pymes de Argentina.”

Explica Kantis que “este trabajo nos permitió constatar que el índice a nivel país se complementa muy bien con el índice de ciudades. Así pudimos establecer la línea de base del programa y, analizando de manera combinada ambos índices, efectuar recomendaciones y lineamientos de política más ajustados para el gobierno”.

El enfoque propuesto, según Kantis, “coloca la lupa sobre aspectos propios de cada ciudad tales como la fuerza de las startups y empresas jóvenes locales; el rol de la cultura y las instituciones educativas locales; los factores dinamizadores de oportunidades para los emprendedores de la ciudad y los canales de acceso a las mismas; la riqueza de las redes locales y de las instituciones de apoyo; los actores financieros y las regulaciones locales; y el accionar del gobierno de la ciudad, desde su capacidad para intermediar programas nacionales hasta de diseñar e implementar instrumentos a nivel local”.

El ICEC “otorga especial importancia a las condiciones para el apalancamiento por parte de los actores de la ciudad de activos extra-locales (recursos, capacidades y oportunidades) a través de ‘antenas’ y canales activos. Contempla también la influencia que tiene la escala sobre los ecosistemas en las ciudades de distinto tamaño. Se basa en 8 dimensiones, 20 subdimensiones y más de 40 variables.”

Para acceder al artículo entrar aquí.

Posted in Newsletter 62 - Agosto 2017, Prodem en los medios | Leave a comment